¿Es mejor usar dos monitores o uno grande? ¿Resulta práctico uno panorámico? ¿Qué ventajas o desventajas puedo encontrar? ¿Qué necesito? ¿Para qué usos está recomendada cada solución? Estas son algunas de las preguntas que uno se hace a la hora de configurar su setup o espacio de trabajo u ocio.
A lo largo de los años he probado numerosas configuraciones, tanto multimonitor como con uno sólo. Todas son interesantes aunque, según el momento o uso, unas pueden ser más adecuadas que otras. Os cuento mi experiencia con las configuraciones multimonitor.